Es el tercer libro en cuatro años. Sale a la vente mientras termina un documental.

Jaume Vives publica “Viaje al horror del Estado Islámico: cristianos sirios e iraquíes refugiados en Líbano”

INAS BENGURÍA ROCA.- Jaume Vives (Barcelona, 1992) es una persona inquieta. Mientras estudiaba Periodismo fundó el digital ‘Diario el Prisma’ y escribió tres libros. Los dos primeros, Las putas comen en la mesa del rey (2013) y Pobres pobres: 8 días viviendo en la calle (2014), recopila historias de drogadictos, borrachos, y mendigos. El último, “Viaje al horror del Estado Islámico: cristianos sirios e iraquíes refugiados en Líbano” acaba de salir a la venta. Hace dos veranos viajó al Líbano, un país castigado por las guerras en Oriente Medio. Ahí conoció a familias cristianas refugiadas que huyeron de la persecución del Estado Islámico. El verano pasado volvió a ir, esta vez, a Irak. Junto con otros 6 jóvenes, montó el proyecto “Guardianes de la Fe”, un documental del que es productor y co-director, en el que muestra la vida de los cristianos perseguidos en Irak.

¿Qué tal estás? Seguro que ya estás pensando en otro viaje…

Estoy muy bien, con ganas de seguir haciendo periodismo, ahora ya con la carrera terminada. Me apasiona descubrir cosas interesantes y contarlas, que lleguen al corazón de las personas. Durante estos cinco años de carrera he buscado historias que transforman. Y por supuesto, tengo ideas dando vueltas en mi mente, pero por ahora el más inmediato es que el documental salga a la luz. Con Guardianes de la Fe hemos rodado en Irak hemos conocido asuntos impactantes, por esto es importante terminar bien el trabajo. Más adelante me gustaría escribir una novela basada en hechos reales narrando la historia de Irak desde que en 2014 entrara Estado Islámico.

En los últimos 4 años has publicado 3 libros… No es lo normal en un estudiante.

Dicen que cuando a uno le gusta de lo que trabaja no trabaja. Y a mí lo que hago me encanta. Para mí no es ningún mérito. Es algo que me apasiona. Hacer periodismo, escribir, investigar, conocer historias y luego contarlas.

Este tercer libro impactará al lector. Explicas cosas muy duras, asuntos que parece mentira que estén ocurriendo hoy en día.

Y no solo en Irak. Hay persecución a los cristianos en muchos países del mundo. La mayoría musulmanes pero también en algunas dictaduras. Pero lo que me llama la atención es ver que haya gente dispuesta a perder todo lo que nosotros consideramos importante (casa, coche, trabajo, estabilidad económica…) con tal de no renunciar a la fe, a Jesús. Ver eso te marca.

No parece que a los medios de comunicación les impacte mucho. Tardaron en hablar del tema y hoy en día hablan más de la destrucción de los templos de Palmira que de otra cosa. ¿Qué dicen los sirios e iraquíes? ¿Piensan que Occidente los ignora?

Muchos de ellos se sienten abandonados por el mundo en general. Sienten que Occidente les ha dado la espalda. Tienen su esperanza puesta en Dios, porque en los hombres hace tiempo que la perdieron. Lo preocupante es haya países que estén financiando a los rebeldes que luego les matan. A muchos países occidentales no les interesa frenar al Estado Islámico. Y lo de los medios de comunicación…, me acuerdo de todas las portadas después del atentado a Charlie Hebdo, cómo toda la prensa defendió la supuesta libertad de expresión. Pero cuando esta se viola en otro lugar, al no ser Occidente, pues da igual, no se dice nada.

¿Los cristianos de Occidente también son culpables de este silencio?

En Occidente sabemos que es una guerra, pero nos cuesta comprender que, en parte, se trata de una guerra religiosa. No acabamos de ver que hay personas a las que se les está arrebatando la vida solo porque son cristianas y no quieren convertirse al Islam. Hace 2000 años que viene sucediendo. En España hace no mucho te fusilaban por ser cristiano. Pienso que como nuestra generación no lo ha vivido no entra en nuestro esquema mental. El Papa Francisco lo ha dicho varias veces: “Nuestros hermanos son decapitados con nuestro silencio cómplice”. En Irak, los cristianos aguantan porque su fe es fuerte, basan su vida en el amor a Jesús. En Occidente es distinto, aquí somos más individualista y nos quejamos por cualquier cosa.

Es un libro para concienciar ¿A quién se dirige, solo a los cristianos?

Doy una visión global de la situación que se está viviendo ahí. Cuáles son las causas y las consecuencias de la guerra y del terrorismo en Siria y en Líbano. Quiero dar voz a quienes les ha sido arrebatada. El libro va dirigido todos los públicos porque lo que ocurre en Oriente Medio nos afecta a todos, no solo a los creyentes. Que piensen sobre la persecución religiosa, que vean que las primaveras árabes son algo más complejo de lo que parece, de que hay muchos intereses occidentales detrás de todo. Además, soy católico, sufro por mis hermanos perseguidos, y quiero que salgamos de nuestras parroquias parar rezar. Se trata de llamar la atención a la gente con dinero, para que empiecen a rascarse el bolsillo; a aquellos con poder político y social, para que hagan lo que esté en sus manos.

Estados Unidos ha acogido a 1.500 refugiados sirios, y acogerá a 10.000 más. Líbano, con el tamaño de Navarra, ya acoge casi 2 millones. Los países europeos se quejan, cuando los países que rodean Siria e Irak, que tienen menos recursos que cualquier país europeo, están acogiendo a muchos más…

Con el tema de los refugiados hay que ser generosos y prudentes. Generosos porque es ridículo ver como Líbano, con 4 millones de habitantes, acoge a casi 2 millones de sirios, 500.000 palestinos y miles de iraquíes, y en España nos peleamos para ver quién acoge a menos. Y prudentes porque el problema podemos tenerlo entonces en casa. No son pocas las personas de estos países que dicen que el problema del Islam ya ha llegado a Occidente. El 90% de los países donde hay persecución son musulmanes. Lo que en Siria e Irak está ocurriendo (por culpa de una guerra) ya sucede en otros países en los que no hay ninguna guerra y bajo el amparo de la ley. Esta es la tendencia natural del Islam, aunque bajo el prisma buenista de Occidente nos neguemos a verlo. Y esto, si no somos prudentes, será un problema, y muy grande. Si no se controla la acogida de los refugiados, nuestra situación sociocultural cambiará radicalmente dentro de años. Europa lleva años renunciando a sus raíces, no hay consciencia de colectividad, no hay fe. Todo lo contrario que los países islámicos de donde vienen los refugiados.

¿De qué hablas en el libro exactamente? ¿Cuentas lo mismo que mostraréis en el documental?

El libro habla de la situación de Líbano y los refugiados. De los testimonios de los cristianos perseguidos de Siria e Irak que se refugian en ese país. También hay libaneses que explican su particular modo de ver la situación. Y se tocan de pasada las legislaciones de algunos países musulmanes de la zona. El documental podríamos decir que es la continuación del libro, aunque técnicamente no tienen una continuidad. Son dos proyectos diferentes, con dos formatos distintos, pero en una misma línea.

¿En qué medida te han cambiado estos viajes?

Me han ayudado a diferenciar bien lo importante de lo no tan importante. Como periodista puedo decir que ha sido también una gran oportunidad, he aprendido muchísimo. Y como católico me ha ayudado a ver que Cristo es algo concreto, no una idea; que la fe no es un aspecto cultural, sino vital, determinista. Por esto los protagonistas del libro están dispuestos a perder todo eso con tal de no perder a Jesús. Lo que más me llama la atención es la capacidad de perdón estas personas. Creo que por esto, dentro del drama que viven, están en paz, “les da igual lo que les pase”, porque ellos perdonan y aman. Me gustaría tener más fe para creerme de verdad que Jesús es algo concreto, tan concreto que incluso merece la pena perder la vida por Él.

¿A qué te dedicas ahora?

Me estoy recorriendo media España (Jerez, Pamplona, Salamanca, Castellón, Valencia, Valladolid, Madrid, Toledo, Puerto de Santa María, Málaga…) contando lo que ocurre en Oriente Medio con los cristianos, presento mis libros, conozco a gente interesada en participar en proyectos parecidos… A la vez, colaboro con la fundación de la Santa Sede Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) en su delegación de Cataluña. También, trabajo en temas de comunicación corporativa.

Háblame de tus próximos proyectos

Quiero escribir la novela sobre la situación de Irak desde la llegada del Estado Islámico. Y tengo ideas, pero prefiero esperar un poco a hacerlos públicos.

Anuncios